Cómo desarrollar carrera profesional de técnico deportivo

Si quieres desarrollar tu trayectoria profesional como técnico deportivo hay muchas salidas, como la de tecnico deportivo futbol, pero en verano vivimos un boom para aquellos que se decanten por ser socorrista. De las cuatro piscinas municipales del Solsonès, dos han tenido dificultades para encontrar socorristas y otra se ha visto obligada a contratar a una empresa de gestión de profesionales de la vigilancia y el salvamento. Es quizás el caso más extremo, pero buena parte de los ayuntamientos del Anoia, el Bages y el Berguedà admiten que este año les ha sido más difícil encontrar el socorrista, una figura imprescindible para poder prestar el servicio de piscina.

Las empresas que se dedican a gestionar el trabajo de los socorristas admiten que las últimas semanas han multiplicado por cuatro las solicitudes. La carencia de socorristas se ha acentuado este último año, debido a un nuevo requerimiento: la figuración de los socorristes en el Registro Oficial de Profesionales del Deporte de Cataluña (ROPEC). Actualmente es necesario formar parte de este registro del Consejo Catalán del Deporte para poder trabajar en un espacio público. Con esta inscripción, la Generalitat se asegura que las personas que solicitan el trabajo disponen de la documentación, la formación y la experiencia requerida. El trámite en cuestión tiene un coste de unos 65 euros.

Una profesión con mucho mercado

Aún así, el problema no sólo es este: las empresas relacionadas con el mundo del salvamento marítimo ya hace tiempo que alertan que el país tiene una carencia de este tipo de profesionales. Actualmente, en Cataluña se forman unos 500 estudiantes porque sean socorristas, mientras que hace seis años, en cifras aproximandes, se formaban unos 5.000. Esta notable diferencia es provocada por un Real decreto del 2011 que acreditaba una nueva titulación: la de Técnico Deportivo de Salvamento y Socorrismo. En Cataluña, la ley fue aprobada el 2013 y estableció la creación de un nuevo Ciclo Formativo de Grado Mediano. Es decir, en aquel momento, estudiar socorrismo no se hacía mediante un curso similar al de monitor, sino que quedaba regulado como cualquiera otro ciclo formativo. Ya sólo se ofrecían los cursos, de muchas más horas, en centros específicos de enseñanza. Por este hecho, se redujeron los estudiantes anuales titulados.

Un trabajo efímero

Ser socorrista es un trabajo de unos dos meses y medio de duración de media. También hay que decir que no es un trabajo con muchos incentivos: jornadas bajo el sol por unos 900 euros al mes. Es por este motivo que, hace cinco años, la mayoría de profesionales eran estudiantes -y mayoritariamente universitarios-, que aprovechaban los periodos no lectivos para dedicarse a ello. Este modelo funcionó durante años, pero con el cambio de ley del 2013, los cursos que se ofrecían en periodos de vacaciones desaparecieron. Actualmente encontramos que el mencionado ciclo formativo se lleva a cabo entre semana, de septiembre en agosto. Este cambio en la formación ha provocado que todo el grueso de estudiantes potenciales que en verano buscaban trabajo y conseguían trabajar de socorristas ahora no se puedan formar para poder llevar a cabo este trabajo.

control